Las células cardiacas o miocitos son células altamente especializadas que se encargan tanto de la conducción de los impulsos eléctricos como de la contracción mecánica. Algunos miocitos muestran automaticidad, que es la capacidad de las células cardiacas de despolarizarse espontáneamente e iniciar un impulso eléctrico en ausencia de estímulos externos.

Los potenciales de acción (PA) se propagan a través de los miocitos. El sistema de conducción eléctrica del corazón permite que el impulso generado en el nodo sinusal sea propagado y estimule al miocardio causando su contracción. permitiendo así que la sangre sea bombeada por todo el cuerpo.

El impulso nervioso se genera en el nodo sinusal, pasa al nodo auriculoventricular y se distribuye a los ventrículos a través del haz de His y las fibras de Purkinje

fisic-elec-2 - copia

Con el fin de maximizar la eficacia de la contracción y del gasto cardiaco el sistema de conducción consiste en:

-Retraso en la contracción entre aurículas y ventrículos, lo que permite que las aurículas tengan tiempo de vaciar completamente su contenido sanguíneo en los ventrículos. Las aurículas están eléctricamente aisladas de los ventrículos , conectándose solo por la vía del nodo auriculoventricular (AV), el cual retarda brevemente la señal. Si las aurículas y ventrículos se contrajesen simultáneamente inevitablemente causaría flujo retrógrado de sangre y llenado insuficiente.

-Contracción coordinada de las células ventriculares. Los ventrículos deben sacarle provecho completamente a la presión sistólica con el fin de forzar la sangre por la circulación, todas las células deben trabajar conjuntamente.

La contracción comienza en el ápex del corazón, progresando hacia arriba para expulsar la sangre a las grandes arterias.

De donde proceden las ondas del ECG

En condiciones normales, la activación del corazón comienza en el nodo sinusal. La onda de activación se propaga desde la parte alta de la aurícula derecha hacia el resto de las aurículas derecha e izquierda, conformando la despolarización auricular, que se expresa en el ECG como la onda P.

Una vez activadas las aurículas, el impulso eléctrico llega al nodo aurículoventricular, donde se propaga lentamente la conducción resultando el intervalo PR.

Una vez sobrepasado el nódulo AV, el impulso llega al haz de His, que es el único punto de conexión eléctrica entre aurícula y ventrículo.

La velocidad de conducción a través del haz de His es rápida, llegando enseguida la onda de activación a través de las ramas y del tejido de Purkinje al tejido muscular del ventrículo, con lo que se producen la activación ventricular y el complejo QRS del electrocardiograma.

El segmento ST es el periodo de transición durante el cual no puede pasar más actividad eléctrica a través del miocardio.

La onda T representa la repolarización del miocardio ventricular a su estado de reposo eléctrico.

El intervalo QT mide el tiempo total de activación de los ventrículos y su recuperación a la situación normal de reposo.

La onda U puede ser difícil de identificar, representaría la repolarización del tabique interventricular o la repolarización lenta de los ventrículos.

fisic-elec-1 - copia

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page