, , ,

Que nada te rompa el corazón (Tako-Tsubo)

–  Marta Álvarez Cacho

Muchos son los autores que, a lo largo del tiempo, han tratado de describir el amor sin llegar a un acuerdo. Y es que no es algo fácil de definir, se trata de un fenómeno complejo y con muchas facetas que, además, se experimenta de muy diferente forma según el tipo de relación; amor platónico, amor infantil, amor imposible, amor maternal, amor propio, amor verdadero…

Cuando nos enamoramos nos sentimos excitados, llenos de energía y tenemos una percepción de la vida magnífica. En cambio, en una situación de estrés como puede ser al perder a un ser querido, vivimos una situación emocional tan intensa, que puede rompernos literalmente el corazón.

El “síndrome del corazón roto” o síndrome de Tako-Tsubo presenta síntomas similares a los de un ataque cardíaco, como dolor en el pecho y dificultad para respirar. Pero normalmente es temporal, no deja secuelas, y no afecta a las arterias coronarias como un infarto, sino al músculo cardíaco.

¿Pero, qué lo provoca? Según un estudio publicado a mediados de 2009 en la revista American Journal of Cardiology1, este trastorno parece deberse a un aumento en el nivel de hormonas relacionadas al estrés, como la adrenalina. Las arterias no se ocluyen, sino que es el músculo cardíaco el que se resiente y debilita, hasta el punto de que el ventrículo izquierdo adquiere una forma cónica.

Tako-tsubo

Este síndrome debe su nombre a la similitud entre la forma que adquiere el ventrículo izquierdo visto por ventriculografía y una especie de vasija de cerámica que utilizaban los japoneses como instrumento para cazar pulpos.

Tako-tsubo

“El amor, como el arte es una droga aparte que tomas sin saber que te dan” Psiconautas – Love of lesbian.

No disponemos de estudios suficientes para decir que la química de nuestro cuerpo se altera, pero resulta interesante ver la relación de las hormonas segregadas por nuestro organismo cuando nos enamoramos. La dopamina y la norepinefrina son los químicos neurotransmisores responsables de los cambios en nuestro comportamiento en estos casos.

Sea amor o desamor cuida de tu corazón, en medio de esta vorágine hormonal no está libre de complicaciones, aunque científicamente, como hemos señalado, no deje cicatrices.

1- Venkatesan Vidi MD, Vinutha Rajesh MD, Premranjan P. Singh MD, et al. Clinical Characteristics of Tako-Tsubo Cardiomyopathy . American Journal of Cardiology, The. 2009. 104; 578-582